Tostadas de salmón ahumado

Las tostadas de salmón ahumado para el desayuno tienen similares virtudes y propiedades que las tostadas de atún de las que ya hemos hablado antes en esta misma sección. Aportan proteínas y grasas saludables (siempre consumido con moderación) y es una excelente combinación con otros ingredientes como el aguacate o el queso crema, que son muy aptos y convenientes también para el desayuno.

Cuando queremos hacer tostadas de salmón para desayunar, siempre se suele emplear lonchas de salmón ahumado. Nunca cogemos salmón fresco y lo intentamos pasar por la plancha o cocer. Eso sería más adecuado quizá para preparar un almuerzo o un aperitivo, pero no para desayunar.

Históricamente las tostadas con salmón están muy asociadas a los bagels, debido a que es un pan muy consistente que se puede tostar por un solo lado. Para ello, como es lógico, necesitaríamos un tostador de tipo bagel que nos permita tostar la rosquilla por la parte de la miga y luego con el pan aún caliente poner todos los ingredientes encima.

Cuando vamos a hacer tostadas de salmón en casa, lo ideal es poner siempre el salmón en la parte superior del conjunto, o si acaso aderezar por encima con algunos elementos secundarios como el eneldo, las alcaparras o pepinillos cortados finalmente. Respecto a los ingredientes que pueden acompañar al salmón en estas tostadas, vamos a repasar los más comunes en los siguientes apartados de este artículo:

Las mejores tostadas de salmón para desayunar

Tostadas de salmón y aguacate

Ya vimos cuando hablamos de las tostadas de aguacate, que las proteínas del pescado y las grasas saludables de esta fruta son una excelente combinación para el desayuno, si consideramos que efectivamente esta es la comida más importante del día y no un mero trámite que cumplimentar por las mañanas.

Por ese motivo, las tostadas de salmón y aguacate se complementan a la perfección.

Hay dos maneras de preparar las tostadas de salmón con aguacate, dependiendo de si queremos usar el aguacate al natural (en trocitos enteros) o machacado en forma de pasta o crema.

En el primer caso, lo más conveniente es poner el salmón primero sobre el pan (o como mucho sobre una base de queso fresco untado), y luego algunos trozos de aguacate encima. En el segundo, es mejor untar la crema de aguacate sobre el pan, y colocar las lonchas de salmón ahumado encima.

Tostada de salmón y huevo duro

Nosotros somos muy fans de consumir el huevo en el desayuno, pero es cierto que si vas a hacer una tostada de salmón y huevo tienes que limitar por fuerza algunas preparaciones. Lo más conveniente sería usar huevo duro, cortado en rodajas, y dispuesto encima del salmón ahumado. Y preferiblemente frío. Las opciones del huevo caliente, ya sea escalfado, frito o revuelto, no quedan muy bien con la frescura del salmón.

Los aliños pueden ir al gusto de cada uno, pero generalmente basta con un chorrito de aceite o un poco de pimienta para potenciar levemente el huevo.

Tostadas de salmón con queso fresco

Por último, terminamos con otro de los acompañantes clásicos del salmón ahumado: el queso fresco o queso crema de untar. Es cierto que el queso fresco cortado (en cuñas) le pega igualmente bien al salmón, pero para preparar una tostada de salmón con queso fresco quizá es más práctico usar el queso de untar sobre el pan y poner las lonchas de salmón ahumado de manera generosa por encima.

Para preparar las tostadas de salmón con queso lo ideal es tostar el pan primero, y disponer los ingredientes fríos después. Esto significa que desaconsejamos utilizar un tostador tipo horno y meter el conjunto entero una vez montado, porque el queso fresco y el salmón ahumado si los horneamos pierden gran parte de su gracia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.