Tostadas con huevo

El huevo es un acompañamiento perfecto para los desayunos por su aporte proteico y energético, si bien es cierto que en España quizá no es tan popular como en otras regiones europeas y americanas. Se puede tomar de muchas maneras, y por supuesto se puede montar también en tostadas. Y justamente de eso, de las tostadas con huevos, vamos a hablar en el artículo de hoy.

Cuando hablamos de hacer tostadas con huevo para el desayuno, generalmente podemos distinguir tres versiones: las tostadas con huevo duro, las tostadas con huevo frito o las tostadas con huevos batidos revueltos.

Como es lógico, cada una tendrá unas combinaciones más adecuadas que otras e incluso no a todos los tipos de tostadas con huevo le va bien la misma clase de pan. En general, nosotros recomendamos usar un pan consistente porque el huevo pesa en la tostada, y si encima le añadimos más ingredientes pues la cosa se nos puede ir de madre. Mejor disponer de un pan consistente, bien tostado, que aguante bien todo lo que le pongas encima.

Si usas pan de molde para hacer tostadas con huevos, te recomendamos que sea de rebanada ancha o gruesa. Por tanto, necesitarás para hacerla un tostador de ranura ancha.

Respecto al montaje, si usamos huevos fritos o cocidos estos se disponen en la parte superior de la tostada (o sea, que se vean bien); mientras que si usamos huevos batidos o revueltos entonces sí se pueden colocar directamente sobre el pan y disponer otros ingredientes sobre ellos.

Las mejores tostadas con huevo duro

Tostadas con huevo y aguacate

Las tostadas de huevo y aguacate, o tostadas con huevo y palta como se las conoce en latinoamérica, son una combinación explosiva y quizá son el desayuno más nutritivo que existe, por el anorme aporte energético que tienen estos dos alimentos.

Para hacer tostadas de huevo y aguacate lo más habitual es prescindir del huevo frito (la grasa ya la aporta el aguacate), y limitarse a unas rodajas de huevo cocido. O, como mucho, escalfado si lo preferimos algo más jugoso.

La recomendación para tomar unas tostadas de huevo y aguacate en casa es hacer una crema con el aguacate machacado con el tenedor, untarla sobre el pan, y poner el huevo encima. Aparte de estos tres alimentos, podemos aderezar o condimentar el conjunto con las especias que más nos gusten. Pero, por la contundencia del conjunto, recomendamos no añadir ningún ingrediente importante más.

Tostadas con huevo y queso

El queso, sobre todo si es suave, siempre se ha llevado bien con el huevo. El secreto de las tostadas de huevo y queso reside sobre todo en cómo colocar los ingredientes, ya que al tratarse de una tostada (y no de un sandwich, como erróneamente terminan haciendo muchos usuarios colocando dos rebanadas con los ingredientes en medio) existe el riesgo de que el hueco se nos caiga si no tiene una base firme.

Por cierto, que en las tostadas de huevo y queso lo normal es siempre emplear un huevo frito.

Ya damos algunas pinceladas en nuestro artículo acerca de las tostadas con queso, pero como recomendación general te diríamos que intentes hacer un hueco en el pan, a modo de nido, y coloques el huevo encima para que no se caiga ni derrame por los lados al morderlo. Después puedes espolvorear un poco de queso rallado por encima, o bien situar una loncha de queso fundente (cheddar, emmental o similar) y meter el conjunto en un tostador de tipo horno, para que gratine bien por la parte de arriba.

Tostadas con huevo de codorniz

El huevo de codorniz se puede utilizar en las tostadas de la misma manera que los huevos de gallina, pero tienen la ventaja de que al ser más pequeños pueden facilitarnos el montaje, o incluso emplear dos o tres de ellos en una rebanada grande.

Para hacer las tostadas con huevo de codorniz siempre se utilizan los huevos fritos, y generalmente dispuestos encima de los demás ingredientes (lonchas de jamón cocido, bacon u otros embutidos suelen irle bastante bien).

Tostadas con huevo revuelto

Los huevos revueltos, por su ausencia de grasa en la elaboración, son seguramente la manera más saludable de comer huevos en el desayuno. De hecho, mucha gente los consume solos, sobre el plato, acompañados de un poco de pan. Así que si los colocamos directamente sobre una tostada el resultado será el mismo.

La ventaja de las tostadas con huevo revuelto es que las podemos combinar además con otros ingredientes, y a diferencia del huevo frito podemos utilizarlo como base para la tostada (colocándolo directamente sobre el pan) o como topping por encima de otros ingredientes.

A modo de consejo: si quieres hacer tostadas con huevos revueltos para desayunar, te recomendamos que mezcles con el huevo en la sartén otros ingredientes (en lugar de ponerlos luego por separado en la tostada). Pueden ser embutidos, jamón, verduras, champiñones… los que más te gusten, pero mejor si los incorporas directamente al huevo revuelto y luego ya montas la tostada con la cantidad de revuelto que prefieras, sin añadir nada más.

Si pulsas en cualquier enlace de esta página y haces una compra, nosotros ganamos una comisión sin coste adicional para ti. Así financiamos nuestros desayunos. Última actualización de precios: 2022-06-30.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.