Tostadas con aguacate

Las tostadas con aguacate no forman parte del elenco clásico de desayunos que puedes encontrar en cualquier bar o cafetería de España, pero no cabe de que cada vez cuentan con más adeptos.

Sí existen determinados establecimientos, especialmente aquellos dedicados al café de especialidad o incluso a la alimentación vegana, donde se apuesta de manera decidida por el consumo de aguacate y por tanto ofrecen tostas de aguacate de cierta elaboración en sus cartas. Pero está claro que no todo el mundo puede disfrutar de uno cerca de su vivienda.

Si te seduce la idea de desayunar una tostada de aguacate en casa, en este artículo vamos a darte algunas ideas para que sepas cómo combinarlo, y qué detalles debes tener en cuenta si quieres preparar unas tostadas de aguacate para chuparse los dedos.

Para hacer una tostada con aguacate debes tostar el pan primero, por separado, y luego disponer encima todos los ingredientes al natural, de modo que podrás emplear cualquier tostador que tengas en casa. Nosotros recomendamos usar un tostador de ranura vertical, para conseguir un tueste uniforme. Además, si es posible te recomendamos usar rebanadas generosas (algunas tostadas de aguacate, como verás a continuación, son realmente contundentes) y por tanto mejor tostarlas en un tostador de ranura ancha.

Tostadas de aguacate para el desayuno

Ventajas de las tostadas con aguacate

La idea de desayunar una tostada de aguacate se ha puesto de moda en gran medida por la gran versatilidad que tiene este alimento. Vamos a repasar brevemente las dos principales ventajas de las tostadas de aguacate, por si te animas próximamente a probarlas:

  • La tostada de aguacate tiene la ventaja de que aporta gran cantidad de grasas saludables, y eso significa que para el desayuno es una opción mucho más completa y nutritiva que otras tostadas más ligeras.
  • El aguacate es un alimento que admite múltiples variantes y combinaciones: se puede untar, se puede disponer en la tostada entero, se puede mezclar con otros ingredientes y además combina con un montón de alimentos diferentes.
  • Sirve para preparar tanto tostadas dulces como saladas.

¿Cómo preparar el aguacate para una tostada?

Ya hemos dicho que una de las grandes ventajas del aguacate es que puedes utilizarlo como mejor te parezca sobre el pan, pero eso no quita para que la manera más habitual sea en forma untable (a modo de base, para luego disponer otros alimentos por encima).

Siempre puedes untar el aguacate sobre el pan al natural, pero si quieres darle un poco de sabor y gracias a tus tostadas te recomendamos que hagas lo siguiente:

Echa el aguacate en un bol con un poco de zumo de limón, pizca de pimienta y sal a tu gusto y machaca toda la mezcla con un tenedor, hasta conseguir una consistencia untable.

A partir de ahí, solo tienes que usar esta pasta o crema de aguacate que acabas de preparar en tu pan favorito, y construir la tostada que quieras a partir de ella. Hay quien se la come ya así directamente, y está deliciosa, pero si quieres disfrutar de una tostada de aguacate sin más aderezos te recomendamos aliñarla ligeramente con un chorrito de aceite de oliva y un poco de pimentón (si además le añades unas semillas de sésamo, tampoco va a estar malo).

Tostadas de aguacate y huevo

Hay muchas recetas de tostadas con aguacate, pero si hablamos del desayuno una de nuestras favoritas es sin duda la tostada con aguacate y huevo. Pocas tostadas podrás probar con tal cantidad de nutrientes, proteínas y grasas de las buenas; vamos, la tostada ideal para empezar el día y casi más propia de un almuerzo a media mañana.

Prepararla es muy sencillo: en primer lugar debes tostar el pan y untar encima una buena cantidad de la crema de aguacate que hemos planteado en el apartado anterior. Es importante que la rebanada sea consistente y esté bien tostada, para que pueda aguantar todo el peso de esta tostada realmente potente. En segundo lugar, colocamos el huevo, que debe estar cocido (al punto que más te guste, pero lo suficientemente hecho para que lo puedas cortar en rodajas).

Otra posibilidad es poner el huevo entero escalfado, pero en este caso te recomendamos que no sea muy grande, para que quepa entero dentro de la tostada.

El aliño o acompañamiento que mejor le va a esta tostada de aguacate y huevo es un chorrito de aceite de oliva y algo de pimentón dulce sobre el huevo. Si no te gusta el pimentón, un poquito de orégano también le va bien a esta combinación.

Resumiendo: ¿cómo hacer las tostadas de aguacate y huevo para el desayuno?

  • Elige un pan consistente y tuesta bien la rebanada.
  • El aguacate mejor que sea en crema o machacado con el tenedor, extendiéndolo sobre el pan.
  • El huevo deberás cocerlo o escalfarlo.
  • No te olvides del aliño (el aceite de oliva nunca falla) para darle cohesión y sabor al conjunto.

Tostadas con aguacate y tomate

La tostada con tomate y aceite es uno de los grandes clásicos de nuestra gastronomía en España, pero como desayuno aunque bastante saludable se queda algo coja de proteínas y de grasas que aporten energía. Una buena manera de solucionarlo es añadirle aguacate, aunque en este caso la preparación varía ligeramente el orden de los productos.

Nuestra recomendación es que para hacer una tostada de aguacate y tomate sirvas primero el aguacate untado (o machacado con el tenedor) sobre el pan, y luego coloques el tomate encima del aguacate, rallado o en rodajas enteras, como más te guste. Invertir este orden, intentando colocar el tomate sobre el pan y el aguacate encima, suele ser más complicado y te limita a utilizar los trozos de aguacate enteros.

Tostada de aguacate y salmón ahumado

Por último, una posibilidad menos habitual en España pero también muy válida para los desayunos por su aporte proteico es utilizar conservas de pescado, o pescado ahumado. El pescado combina genial con el aguacate, y una de sus versiones más sencillas es emplear el salmón ahumado, que además es muy fácil de utilizar (lo sacas del sobre y listo) y te permite preparar el desayuno súper rápido.

Otras variantes pueden ser la tostada con aguacate y anchoas, con atún o la tostada con aguacate y bacalao ahumado, que se preparan igual que la de salmón. Si te decides por estas opciones, es muy recomendable aliñar con un chorrito de aceite de oliva el aguacate antes de poner el pescado encima.

En resumen: ¡otra de esas tostadas que lo mismo te sirve para el desayuno que para el almuerzo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.