Rejillas para hacer sandwiches en la tostadora

Los tostadores con pinzas para sandwich son uno de los tipos más cucos y originales de nuestra industria, y generalmente en enmarcan dentro de lo que llamamos gama alta del sector. Pero claro, si ya tenemos en casa un tostador normal que nos funciona perfectamente, no vamos a gastarnos el dinero en uno nuevo y encima de este calibre (suelen ser caros). ¿Existe alguna alternativa? Pues sí: comprar por separado una rejilla para sandwiches.

Las rejillas para hacer sandwiches en la tostadora son artilugios de acero inoxidable, con unas pinzas en los extremos (para poder manipularlas con seguridad), que sirven para meter un sandwich en su interior, con los ingredientes ya montados, y de esta manera introducir el conjunto en la ranura de tu tostador para calentarlo, fundir el queso del sandwich, etcétera.

Cloer 761 - Rejilla para hacer sándwiches en la tostadora, color plateado

Una rejilla para hacer sandwiches nos permite convertir nuestra tostadora en un electrodoméstico mucho más completo, con más usos y por tanto más aprovechable.

¿Las rejillas para hacer sandwiches en el tostador son universales?

A grandes rasgos, sí. Se trata de un accesorio que simplemente se inserta dentro de la ranura del tostador, así que lo único que tienes que vigilar es el tamaño de la misma, en especial si tu tostador es corto. Si tienes en casa un tostador de ranura larga, no tendrás problema porque cualquier rejilla entrará.

Eso sí: para poder usar una rejilla para sandwich en un tostador, este debe tener ranuras extra-anchas.

Si tu tostador no es de ranura ancha, las pinzas no van a caber dentro porque serán mucho más gruesas que los 3 cms que suele haber de espacio en las ranuras normales.

Ten en cuenta que las rejillas para hacer sandwiches en el tostador tienen un tamaño adaptado a las dimensiones que tiene una rebanada de pan de molde, así que cada rejilla sirve para hacer o un sandwich, o dos. Es decir, tienen la longitud necesaria para una rebanada o para dos. No hay más opciones.

Esta, por ejemplo, es una rejilla de 24,5 cms de largo válida para tostadores de ranura larga (caben en ella dos sandwiches completos):

En el mejor de los casos, y si tu tostador es muy muy largo, puedes probar a ver si te caben dos rejillas cortas (situando las pinzas de las mismas orientadas una hacia cada extremo), pero no es lo recomendable.

Los tostadores que ya las traen incorporadas las incluyen a modo de accesorio independiente, por lo que puedes guardarlas por separado o incluso comprar unas nuevas si por cualquier motivo se te rompen o estropean las originales.

¿Cómo se usan las rejillas para sandwich correctamente?

Las rejillas para hacer sandwich en la tostadora son de los complementos más sencillos que existen, pero eso no significa que puedas ponerte a usarlos sin aprender primero cómo se colocan. Así que aquí van nuestros consejos:

En primer lugar, abre la rejilla y coloca una de las caras del sandwich en su lugar. Nosotros te aconsejamos montar el sandwich completo en la rejilla, y luego cerrar la parte superior, en lugar de hacer el sandwich aparte y luego pretender encajarlo dentro de la rejilla ya montado.

En segundo lugar, no utilices ingredientes demasiado líquidos como aceites, o salsas poco densas en el sandwich. Al poner la rejilla en vertical, con el calor el líquido terminará cayendo hacia abajo y puede ir a parar al fondo del tostador.

A este respecto, algunas rejillas tienen una pequeña plataforma lisa en la parte de abajo, justo para evitar este problema. Pero otros modelos están completamente abiertos, y ahí sí que debes tener más cuidado.

Problemas que pueden surgir al utilizar las rejillas para sandwich

Las rejillas con pinzas para sandwiches son un accesorio muy barato, pero antes de lanzarte a comprarlo a lo loco está bien que conozcas algunos de problemas o inconvenientes que te puedes encontrar cuando las uses.

  • Comprueba las dimensiones: Las rejillas deben encajar tanto a lo largo como a lo ancho de la ranura de tu tostador. Ya lo hemos apuntado antes, pero como requisito casi imprescindible tendríamos que establecer el del tostador de ranuras anchas.
  • Facilidad de manejo: Algunas rejillas son demasiado duras y tienes que hacer fuerza con las dos manos para abrirlas. Esto no parece ningún problema a priori, pero… ¿cómo metes o sacas el sandwich de la rejilla si tienes que sujetarla con las dos manos para que se abra?
  • Las rejillas están muy calientes (son metálicas) cuando salen del tostador. Así que debes ser capaz de sacar el sandwich sin necesidad de tocar el metal.
  • El mango es demasiado corto: Las pinzas para sujetar la rejilla suelen estar en el extremo de un mango, ligeramente alejado de la rejilla que se introduce en la ranura. Si el extremo de este mango es demasiado corto, puede topar con la carcasa del tostador y dificultar enormemente su manejo. Este es un pequeño inconveniente que puede ocurrir cuando compramos las rejillas por separado para el aparato que tengamos en casa. En los tostadores con pinzas para sandwich, el accesorio ya viene diseñado de manera específica para ese aparato y el encaje tanto en longitud como en altura es perfecto:
Black+Decker BXTOA820E Tostadora, 820 W, Plástico, Blanco

Si pulsas en cualquier enlace de esta página y haces una compra, nosotros ganamos una comisión sin coste adicional para ti. Así financiamos nuestros desayunos. Última actualización de precios: 2022-05-22.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.