¿Qué Es La Cachuela Extremeña?

La cachuela extremeña es un energético componente untable que todo buen desayunólogo debería conocer en profundidad e incorporar cuanto antes a su listado de preferencias. Se trata de un producto artesanal, originario de la comunidad de Extremadura, y prácticamente desconocido fuera de las fronteras de esta región.

En esta guía no solo vamos a conocer qué es la cachuela extremeña, sino que también ahondaremos en su historia y desmontaremos algunos falsos mitos y errores comunes que se vienen repitiendo a fuerza de hacer publicaciones en Internet sin contrastar las fuentes ni la información aportada.

El origen de la cachuela ibérica se pierde en el origen de los tiempos, tal y como sucede con cualquier receta humilde de pastores y campesinos que las más de las veces contaban el desayuno como única comida del día. No en vano, en la antigüedad se preparaban también cachuelas de conejo o de pollo (con las asaduras de estos animales), una práctica común entre cazadoras y hoy día ya en desuso.

Como Dios manda.

Receta de la cachuela extremeña: Ingredientes básicos

Para hacer cachuela extremeña en casa necesitas disponer de los siguientes ingredientes:

  • Hígado de cerdo ibérico.
  • Manteca.
  • Ajos.
  • Aceite.
  • Sal.
  • Pimentón de La Vera.
  • Pimienta negra, comino, clavo, laurel… al gusto.

¿Cómo se hace la cachuela?

La cachuela extremeña se elabora a partir de hígado de cerdo frito en manteca de cerdo con un condimento de ajo y pimentón, más una suerte de especias al gusto del autor. Especificamos algunas de ellas en la lista de ingredientes de más arriba, aunque es muy importante señalar que la presencia de todas ellas ha de ser ínfima y ninguna debe destacar por encima del pimentón ni del ajo, los genuinos acompañantes del hígado.

Tiempo necesario: 15 minutos.

La receta de la cachuela extremeña es muy simple, y se liquida en dos pasos:

  1. Freímos el hígado.

    Primero sofríes los ajos en láminas, y luego los fríes a fuego lento en una sartén con el hígado y un poco de pimienta negra molida. 10-12 minutos bastarán.

  2. Mezclamos con el resto de ingredientes y trituramos.

    Luego solo tienes que sacarlo todo y batirlo o triturarlo junto con el pimentón y la mezcla de sal y especias a tu gusto. El tiempo de triturado depende de la consistencia que desees obtener y de si te gustan los tropezones de hígado más o menos grandes. Cuando más tritures, más líquida la cachuela.

NOTA: Para hacer la auténtica cachuela extremeña hay que emplear productos oriundos de la comunidad, con especial atención al hígado de cerdo ibérico y al Pimentón de La Vera.

Dicho de otro modo: si el marrano no es ibérico y el pimentón es de otra región, podemos hacer cachuela pero nunca será ni ibérica ni extremeña.

Nótese además que la cachuela no lleva aceite: este únicamente se emplea para sofreir un poco los ajos antes de incorporarlos. Toda la grasa de la cachuela extremeña procede de la manteca derretida.

Cómo se debe servir la cachuela ibérica

La cachuela ibérica en Extremadura se debe servir o untar sobre pan grueso, preferiblemente molletes o rebanadas de grosor generoso.

La preferencia del mollete sobre la rebanada a la hora de untar cachuela viene dada porque la manteca es un producto que cambia de consistencia y densidad en función de la temperatura. Esto significa que la cachuela se solidifica un poco cuando la almacenamos, pero en contacto con el pan caliente suelta una cantidad razonable de grasa y de caldo.

A este respecto, las tostadas de mollete aguantarán mejor porque la parte de abajo será siempre de corteza, mientras que una rebanada de pan si no es de miga densa tenderá a abrir agujeros y por tanto dejará escapar la grasa por la parte inferior.

A la hora de hacer la cachuela extremeña en casa, hoy día tendremos a tirar para todo de los robots de cocina y artilugios por el estilo. Si te decides a probarla, nosotros recomendamos hacerla a mano, en sartén y con tenedor o como mucho una batidora sencilla, porque en la Thermomix todo tiende a quedar demasiado mezclado.

El sabor será el mismo, pero la consistencia va a ser igual que la de un paté, y nosotros entendemos que la cachuela debe tener los trocitos de hígado pequeños pero visibles.

Por cierto, que aunque no sea obligatorio hay quien gusta de empapar ligeramente el pan con un chorrito de aceite de oliva antes de untar o disponer la cachuela.

¿La cachuela engorda?

Por supuesto que la cachuela no engorda: quien engorda es únicamente usted. Si nos permite un consejo: no le ponga demasiado pan a la cachuela.

Diferencias entre la cachuela y la zurrapa de lomo roja

Esencialmente lo que diferencia a la cachuela de la zurrapa es la presencia del hígado de cerdo (que además es el ingrediente que dota a la cachuela extremeña de identidad propia).

Hay varios tipos de zurrapa, y la más parecida a la cachuela ibérica es la zurrapa de lomo roja, que recibe su nombre al contar con la presencia del pimentón. La diferencia estriba en que para hacer zurrapa se fríe el lomo de cerdo en manteca colorá, mientras que para hacer la cachuela extremeña se fríe el hígado.

Por cierto: se denomina etimológicamente zurrapa al lomo de cerdo que se va deshilachando lentamente como consecuencia del proceso de cocinado.

Podríamos afirmar, sin temor a equivocarnos mucho, que la zurrapa es más típica de la provincia de Badajoz mientras que la cachuela ibérica es más o como mínimo igual de popular en Cáceres. Es radicalmente falso que la cachuela extremeña se consuma más en una provincia que en otra, tal y como afirman de manera errónea (y repetida) numerosas fuentes.

Zurrapa de lomo colorá Iberitos bandeja de 45 unidades x 25 gramos
  • Zurrapa de lomo colorá de Iberitos en monodosis de 25 gramos x 45 unidades

Si viajamos más al Sur, en Andalucía lo más parecido que podemos encontrar es una manteca colorá con generosos tropezones. Pero la diferencia de sabor y de textura es enorme.

La diferencia entre cachuela y caldillo

La cachuela y el caldillo no son lo mismo. Desconfiad de cualquier página donde leáis la receta de la cachuela o caldillo, o donde se afirme que la cachuela también se denomina caldillo. No es el mismo producto, y la diferencia es notable tanto a la vista como al paladar: el caldillo lleva grandes tropezones de hígado, mientras que en la cachuela todos los ingredientes están mucho más molidos y cohesionados.

En consecuencia, la consistencia de la cachuela es más densa y untable, al estilo de una paté o crema. Se pueden, y se deben, distinguir los trozos de hígado, pero son mucho más pequeños que en el caldillo. Para salir de dudas, la fotografía de aquí abajo ilustra una tostada de mollete con caldillo.

Lo que se comercializa habitualmente en monodosis, y lo que sirven muchas cafeterías y bares de desayuno de la región, es cachuela, no caldillo. El caldillo se elabora artesanalmente, y por eso es mucho más difícil encontrarlo en establecimientos.

Esto, amigos, es caldillo y no cachuela.

¿Dónde puedo comprar cachuela fuera de Extremadura?

No hace muchos años era imposible encontrar cachuela extremeña en Madrid o en cualquier otra gran ciudad del país. Hoy día, gracias al tesón y a la visión comercial de varias compañías extremeñas, podemos comprar cachuela en Amazon desde cualquier lugar del mundo.

Esta iniciativa no solo ha acercado la cachuela a un público mucho más amplio, sino que ha permitido a muchos negocios añadirla a su carta de desayunos sin necesidad de elaborarla a mano.

La cachuela ibérica online se puede encontrar en tarrinas grandes de 250 gramos, o en monodosis individuales.

Si pulsas en cualquier enlace de esta página y haces una compra, nosotros ganamos una comisión sin coste adicional para ti. Así financiamos nuestros desayunos. Última actualización de precios: 2022-05-22.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.