La utilidad del fusible térmico en las tostadoras

El artículo de hoy tiene un contenido algo más técnico de lo normal, y está enfocado hacia los usuarios más curiosos o manitas de nuestra audiencia. En él hablaremos del fusible térmico para tostadora, un componente muy habitual en nuestros aparatos cuya función es crucial para que el electrodoméstico no se queme.

Siempre es interesante conocer qué tienen y cómo funcionan por dentro nuestras tostadoras, sobre todo para prever o solucionar pequeños problemas sin necesidad de recurrir a costosas reparaciones, así que en las siguientes líneas vamos a tratar de resumir todo lo que tenga que ver con los fusibles térmicos en las tostadoras, empezando por lo más básico (qué son, qué misión tienen exactamente) y llegando también a ver cómo se pueden sustituir si lo necesitas.

A la hora de comprar un fusible térmico de repuesto o sustitución, debes fijarte muy bien en el número de grados que lleva el fusible averiado o sustituido. Esta cifra es la que te sirve para comprar uno igual, válido para los mismos grados. O dicho de otro modo: no todos los fusibles térmicos (o termofusibles) son iguales.

Como puedes ver en la imagen, los termofusibles son repuestos muy económicos y se suelen comprar en packs de varias unidades.

BOJACK SF119E SEFUSE 10A 250V Fusibles térmicos 121 grados Celsius Cortes térmicos (paquete de 10 piezas)
  • BOJACK Fusibles térmicos de tipo orgánico de alta calidad
  • Modelo: SF119E
  • Temperatura de funcionamiento nominal: 121 ℃
  • Corriente clasificada: 10A
  • Voltaje nominal: 250 V / CA

¿Qué es un fusible térmico?

Vamos a comenzar por el principio, por si acaso hay algún lector más inexperto entre la audiencia.

Un fusible térmico, llamado también termofusible, es un tipo de fusible eléctrico cuya función es romper o desconectar la corriente de un circuito cuando se supera un determinado umbral de temperatura.

Todos los fusibles térmicos tienen una temperatura de corte impresa en su superficie (el umbral del que hablábamos antes), y este es el número que determina si un fusible es válido para un determinado aparato o no. Recuerda que cada aparato tiene su propio umbral de seguridad, así que nunca uses un fusible distinto del que trae de serie.

Fusible térmico con el corte en 77º C.

¿Para qué sirve un fusible térmico en una tostadora?

Ya conocemos qué es y cómo elegir uno, pero… ¿somos conscientes de la importancia que tienen los fusibles térmicos en un tostador de pan?

Los termofusibles se usan siempre para proteger el circuito interno de un posible problema de sobrecalentamiento, y se utilizan una sola vez.

Es decir, cuando saltan o cuando fallan quedan inutilizados y hay que sustituirlos por uno nuevo equivalente. La virtud de los fusibles térmicos es justamente esa: que se inutilizan por la corriente, y no por la temperatura. De esta manera la energía se corta antes de que la temperatura suba más de la cuenta.

En el caso de los termofusibles en las tostadoras, al tratarse de un aparato que alcanza una alta temperatura muy rápido, su función de protección cobra más importancia si cabe. Son un elemento de seguridad clave.

Ante cualquier posible problema, avería o circunstancia que produjese un aumento desmesurado de la temperatura del circuito, el fusible térmico se activa y corta el paso de energía. El fusible queda dañado, pero ha evitado un potencial incendio o una avería más gorda que nos hubiese obligado a cambiar el tostador entero.

De hecho, los termofusibles son elementos muy comunes no solo en un tostador sino en cualquier pequeño electrodoméstico. Suelen ir soldados a las placas eléctricas que gobiernan los circuitos eléctricos de todos los aparatos, más o menos con el aspecto que se ve en la imagen:

¿Se puede reparar el fusible térmico en las tostadoras de pan?

Pues sí, el fusible térmico en las tostadoras es uno de los elementos que más se pueden estropear, pero también por suerte es muy sencillo de sustituir siempre y cuando tengas ciertos conocimientos de electrónica (y tu tostador no esté en garantía, claro).

Para reparar el fusible térmico en las tostadoras primero tienes que abrir y desarmar el aparato. Por eso te recomendamos hacerlo solo si tu tostador no está en garantía, y si tienes dudas mejor llevarlo primero al servicio técnico de tu marca.

En estos casos, lo primero es siempre comprobar la avería. Para ello se utiliza siempre un comprobador de corriente o polímetro. Como ves, un aparato económico que siempre viene bien tener en casa:

Si conectamos el multímetro a la entrada y a la salida del termofusible, el polímetro nos debe dar la medición correcta (que será casi siempre una tensión de alrededor de 220 voltios) si el fusible funciona bien, o nos dará cero si el fusible está estropeado, roto, o lo que sea. Y entonces es cuando toca cambiarlo. Retirar el fusible dañado es sencillo, y para colocar el nuevo solo hayq ue hacer una pequeña soldadura. En el vídeo que adjuntamos más adelante lo podrás ver con mayor claridad.

Lo más importante a la hora de arreglar un fusible térmico en una tostadora es tener en cuenta estos dos detalles:

  • El fusible nuevo que vamos a instalar debe tener la misma temperatura de corte que el fusible viejo.
  • Debemos soldarlo muy rápido para que el fusible no se caliente demasiado y acabe fundiéndose.

Si pulsas en cualquier enlace de esta página y haces una compra, nosotros ganamos una comisión sin coste adicional para ti. Así financiamos nuestros desayunos. Última actualización de precios: 2022-12-03.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *