Exprimidores de tomates

Los exprimidores de tomates no son el tipo de exprimidor que primero se nos viene a la cabeza cuando pensamos en este tipo de aparatos para nuestra casa. En España quizá son menos populares que en otros países, eso es cierto, pero si por ejemplo si haces zumos o tomate triturado para salsas a menudo, la idea de comprar un exprimidor de tomates te puede hacer ahorrar un montón de tiempo en casa.

Este tipo de aparatos se denominan también prensas para tomates, y tienen la ventaja de que pueden realizar la misma función con otro tipo de verduras y alimentos, como pimientos, ñoras, zanahorias o patatas.

El principal objetivo de un buen exprimidor de tomates, por si alguien no lo sabe, no es triturar muy fuerte ni muy rápido. Lo más importante es que sea capaz de separar la pulpa del tomate de los elementos desechables: pellejos, pieles y pepitas. Y es que nadie quiere después encontrarse con estos desagradables elementos en su salsa boloñesa o en sus rellenos, ¿verdad? El secreto de una buena salsa de tomate casera está en la suavidad, y eso pasa por ser capaces de filtrar los elementos no comestibles del tomate.

Para ello, podemos distinguir a grandes rasgos dos tipos de exprimidores de tomates: los eléctricos y los manuales. Lógicamente unos son más eficaces y permiten triturar más cantidad de tomates en menos tiempo, y otros son más baratos. Pasamos a conocer cada uno de ellos con mayor profundidad:

Tenpac Exprimidor de Tomate, Exprimidor de Tomate Manual, Exprimidor de Salsa Filtro de Acero Inoxidable para Cocina casera

Exprimidores de tomates manuales

Los exprimidores de tomates manuales funcionan de la misma manera a los eléctricos. Dicho así puede parecer sorprendente, pero es cierto. Su filosofía y modo de triturado no cambian sobremanera. La diferencia entre un exprimidor de tomates manual y uno eléctrico reside tan solo en el mecanismo giratorio que se utiliza para dar vueltas e introducir los trozos de tomate en el cabezal de triturado.

En un exprimidor de tomates de tipo manual, el usuario debe dar vueltas a una manivela para que los tomates vayan pasando por el cabezal de triturado. Es decir, no llevan motor eléctrico en su interior. Esto quiere decir que el resultado que nos van a dar va a ser esencialmente el mismo… pero con más trabajo por nuestra parte.

También hay que subrayar que los exprimidores manuales de tomates suelen tener la tolva y algunos otros componentes de plástico, lo que abarata también su coste de manera significativa.

Los recomendamos solamente si necesitas triturar una pequeña cantidad de tomates cada vez. No pasa nada si lo vas a usar muy a menudo (de hecho, entendemos que ese precisamente es uno de los motivos que te llevan a comprar un exprimidor de tomates manual), pero sí es que es importante que no necesites procesar muchos kilos de golpe… porque no es cuestión de estar 30 o 40 minutos seguidos dándole a la manivela, ¿no crees?

Exprimidores de tomates eléctricos

En el otro extremo de la balanza tenemos los exprimidores de tomates eléctricos. La decisión de comprar un exprimidor de tomates eléctrico debe estar condicionada a triturar una gran cantidad de producto cada vez. Y con ello nos referimos a muchos kilos.

En lugar de una manivela, dentro de un exprimidor de tomates eléctrico nos encontramos con un motor giratorio que es el encargado de ir empujando e introduciendo los trozos de tomate por el cabezal de triturado. Debido a esta potencia, y a que están pensados para triturar una gran cantidad de tomates cada vez, algunos componentes como la tolva están realizados con acero inoxidable o aluminio, más resistentes que el plástico.

¿Cómo funciona un exprimidor de tomates exactamente?

Es importante saber cómo usar un exprimidor de tomates para poder sacarle todo el jugo (nunca mejor dicho) a este tipo de aparatos. Para empezar, porque al contrario que sucede con los exprimidores de naranjas o cítricos, los de tomates no están tan enfocados a extraer zumo líquido, sino más bien a triturarlos (sólido).

Generalmente todos los exprimidores para tomates constan de una tolva, o pieza en forma de depósito que sirve para colocar allí los tomates (o trozos de tomate, si los usamos ya partidos en cuartos) que vamos a triturar. A mayor tamaño de la tolva, mayor capacidad del aparato para triturar más tomates de golpe.

Después, cualquier exprimidor de tomates tiene dos salidas: una por donde salen los desechos, pieles y pepitas, y otra más amplia por donde cae el tomate ya triturado. No llega a ser un resultado líquido, pero sí bastante viscoso.

¿Cómo es posible esta separación? Pues a través de una pieza denominada normalmente cabezal (aunque puede tener otros muchos nombres) que está hueca y con multitud de orificios. El aparato lo que hace es «empujar» los trozos enteros de tomate por el interior de ese tubo hueco, de manera que la pulpa del tomate sale hacia afuera por los orificio, como si se tratase de un colador, mientras que las pieles y las pepitas lógicamente no caben por los agujeros y acaban saliendo por el otro extremo del cabezal. Es un proceso puramente físico y muy eficaz.

A través del siguiente vídeo podremos ver con más detalle cómo funcionan los exprimidores de tomates eléctricos. El proceso en el caso de los manuales es idéntico; la diferencia está simplemente en que en un exprimidor de tomates manual tenemos que ser nosotros quien gire la manivela a mano para que los tomates vayan entrando por el cabezal de triturado.

¿Cuál es el mejor exprimidor de tomates del mercado?

Hay que ser sinceros: no existen demasiadas opciones para comprar un exprimidor de tomates en Amazon España. De las pocas que hay, nosotros recomendamos optar un modelo eléctrico. Si vas a triturar tomates a menudo es con diferencia la solución más práctica, y la diferencia de precio compensa. Si no vas a triturar tomates a menudo… quizá ni siquiera te compense adquirir uno manual, por económico que resulte.

Si tenemos que elegir el mejor exprimidor de tomates del mercado, nuestra recomendación sería este modelo de la prestigiosa marca Imperia, un fabricante muy conocido en el mundillo de los suministros de cocina semi-profesionales.

Este exprimidor de tomates Imperia es de funcionamiento eléctrico, de 225 watios de potencia y construido con numerosas piezas de acero inoxidable. Gira a 110 rpm, puede triturar hasta 150 kilogramos de tomates cada hora, y como puedes comprobar por su precio y por sus prestaciones se trata de un aparato ligeramente orientado al uso profesional (o, como mínimo, muy intensivo). Pero como en este apartado estamos hablando del mejor triturador de tomates en términos absolutos, sin considerar otras cuestiones, pues este es nuestro modelo candidato, sin dudarlo.

OFERTA: -16,90 EUR
Imperia 2121 Exprimidor de Tomates eléctrico GIERRE spremy 225w utensilio de Cocina, Multicolor, One Size
  • Extrae automáticamente el puré de tomate, separándolo de las semillas y la piel
  • Carcasa de metal fundido, tolva de acero inoxidable, barrena de nylon de grado alimenticio
  • Rotación del gusano 110 RPM - estilo de masticación para conservar las enzimas
  • Motor con ventilador de enfriamiento 1/4 HP
  • Producción de hasta 150 kg de tomates por hora

Si pulsas en cualquier enlace de esta página y haces una compra, nosotros ganamos una comisión sin coste adicional para ti. Así financiamos nuestros desayunos. Última actualización de precios: 2022-12-03.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *