¿El brunch lleva tostadas?

¿El brunch lleva tostadas? La respuesta corta es sí: el brunch puede incluir tostadas como una opción de pan para acompañar con mantequilla, mermelada, aguacate, huevos revueltos, salmón ahumado o cualquier otro tipo de acompañamiento. También se puede servir con pan normal (sin tostar), pero eso es una opción a gusto de cada uno.

El brunch es una comida que combina elementos del desayuno y el almuerzo, por lo que puede incluir una amplia variedad de alimentos dulces y salados. Además, se suele servir a media mañana. La palabra «brunch» es una combinación de las palabras «breakfast» (desayuno) y «lunch» (almuerzo). Los platos típicos de un brunch incluyen huevos, panqueques, tocino, frutas, yogur, ensaladas, sándwiches y bebidas como café, té y jugo de frutas.

Es una comida popular los fines de semana en muchos países y se considera una forma relajada y social de disfrutar de la comida con amigos y familiares. En España el brunch nunca ha sido tradicional, hasta los últimos años en que ha empezado a coger popularidad. Puedes encontrarla como opción «tempranera» en algunas cafeterías y hoteles.

Brunch con tostadas, huevos y bacon

Cuál es la composición habitual de un brunch

Si quieres preparar un brunch en casa, puedes tomar nota de estas recetas o elementos típicos que suelen formar la composición más habitual de un brunch.

  • Huevos Benedict: huevos pochados servidos sobre una tostada de pan inglés con jamón o salmón ahumado y salsa holandesa. Si no te quieres complicar la vida, puedes hacer huevos revueltos o a la plancha.
  • Tortilla de patatas: no necesita presentación.
  • Yogur: con muesli o granola.
  • Tortitas, panqueques o waffles: se pueden servir con frutas, miel, mantequilla o sirope de arce.
  • Tostadas francesas: rebanadas de pan empapadas en huevo y leche, y luego fritas. Se pueden servir con frutas, miel o sirope de arce.
  • Tostadas normales, con pan de molde o pan de barra.
  • Ensaladas: se pueden hacer con una variedad de ingredientes, como espinacas, queso de cabra, nueces y fresas.
  • Sandwiches: se pueden hacer con pan tostado, jamón, queso, lechuga y tomate. Por supuesto, mejor con una sandwichera.
  • Frutas frescas: se pueden servir solas o como parte de una ensalada de frutas.
  • Bebidas: el café, el té y los zumos naturales son imprescindibles. Además, también se pueden ofrecer bebidas algo más fuertes como la mimosa (mezcla de zumo de naranja y champán) o el famoso cóctel bloody mary (zumo de tomate y vodka).

Estas son solo algunas ideas, pero en realidad el brunch puede incluir una enorme variedad de platos y bebidas según el gusto y la creatividad del anfitrión o del restaurante que lo ofrezca. No hay una nómina de ingredientes fija, pero hemos intentando darte en este artículo las recomendaciones más habituales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio