Diferencias entre desayuno continental, desayuno americano y desayuno inglés

En el mundo occidental conocemos básicamente tres tipos de desayuno, que son los llamados desayuno continental, desayuno americano y desayuno inglés. Hay notables diferencias entre los tres, pero curiosamente no todo el mundo las conoce (a pesar de que la inmensa mayoría de usuarios consume o prepara alguno de ellos a diario).

Aunque las fronteras gastronómicas no se pueden trazar con una línea infranqueable, en términos generales podemos decir que el desayuno continental es el más habitual en la Europa continental (de ahí su nombre), el desayuno inglés es más típico de las islas británicas, y el desayuno americano es propio del continente de mismo nombre.

Por supuesto, esto nunca será un impedimento para disfrutar de cualquier tipo de desayuno en cualquier lugar de mundo… o en tu propia casa si tienes tiempo para prepararlos.

¿Qué lleva un desayuno continental?

Un desayuno continental se compone de:

  • Café o té.
  • Zumo de naranja.
  • Tostadas con mantequilla y mermelada.
  • Bollería.

Las diferencias del desayuno continental con el inglés y el americano son muy claras, pero la primera de ellas es la presencia de la bollería (algo que no existe en los otros dos tipos de desayunos que estamos evaluando).

Y la segunda, lógicamente, es la tostada continental propiamente dicha.

¿Cómo son las tostadas del desayuno continental?

Las tostadas del desayuno continental pueden ser de pan de molde o de pan de barra, según la costumbre del país o región donde se tome. Lo que sí es invariable es la presencia de la mantequilla y de la mermelada para untar.

La costumbre española de ponerle a las tostadas prácticamente cualquier cosa por encima… no es propia del desayuno continental ni tampoco es habitual en casi ningún otro punto de Europa.

El desayuno continental en Europa admite algunas variaciones localistas, de manera que por ejemplo en Francia la bollería se limita casi en exclusiva a los típicos croissants o brioches, mientras que en España por ejemplo hay mayor variedad de masas (magdalenas, sobaos, pequeños bizcochos…)

Algo parecido sucede con la elección del café o del té (aunque en la mayoría del continente europeo es más habitual tomarlo con café).

Receta de tostada parisina con pimentón

¿Qué lleva un desayuno americano?

El desayuno americano se compone normalmente de:

  • Café.
  • Tortitas americanas (pancakes).
  • Zumo de naranja.
  • Huevos con bacon.

Y aquí tenemos la primera gran diferencia entre el desayuno continental y el americano: la presencia de los huevos con bacon. El bacon, obviamente, siempre se toma frito y crujiente. Y los huevos pueden venir en cualquier preparación: revueltos, fritos, a la plancha, en tortilla…

¿Cuáles son las tostadas del desayuno americano?

La segunda diferencia entre el desayuno americano y el continental son las tostadas:

  • El desayuno continental lleva tostadas de pan, con mantequilla y mermelada para untar.
  • El desayuno americano lleva tortitas americanas (pancakes), que no están hechas de pan, y que suelen acompañar de siropes, miel, caramelo, chocolate… cualquier cosa dulce.

De hecho, en muchos establecimientos españoles se pueden pedir estas tortitas para merendar, no para desayunar.

¿Qué lleva un desayuno inglés?

El desayuno inglés (el clásico English Breakfast) se compone de:

  • Té.
  • Una salchicha.
  • Bacon.
  • Black pudding (es un producto típico inglés, pero aquí podemos asemejarlo a una morcilla o embutido oscuro de ese tipo).
  • Un huevo frito.
  • Judías con tomate.
  • Medio tomate a la plancha.
  • Hash browns (pastel o tortita de patata).
  • Champiñones a la plancha.
  • Pan tostado.

Como puedes ver, se trata de un desayuno mucho más potente y con más calorías que el continental, e incluso que el americano, que ya es decir. De hecho lo normal no es tomarlo a primera hora del día, sino más bien a media mañana, como si fuera un brunch.

Las diferencias entre el desayuno inglés y el continental no hace falta enumerarlas, porque saltan a la vista: no hay ningún elemento ni ingrediente que coincida, a no ser que prefiramos sustituir el café por el té.

En cuanto a las tostadas del desayuno inglés, no se conciben como tostadas al estilo español (para untarle o ponerle algo por encima), sino más bien como un trozo de pan para acompañar el resto de ingredientes del desayuno.

Lo que pasa es que este pan se suele servir tostado y calentito, y en ese sentido sí que podemos hablar de tostadas.

Aprende a preparar las tostadas del desayuno inglés

En las islas británicas no están acostumbrados a tostar ni a consumir pan de barra, de modo que las tostadas del desayuno inglés son siempre de pan de molde.

Generalmente son dos rebanadas gruesas, cortadas a la mitad (en triángulos) y te las pueden servir simplemente tostadas, que es como también las puedes hacer en el tostador de tu casa.

Sin embargo, la forma más purista de prepararlas es en una sartén a la plancha, con un dado de mantequilla (vuelta y vuelta). Esto es por si el resto del desayuno no fuese lo suficientemente calórico…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio