Cómo hacer patatas fritas perfectas en una freidora de aire

Las patatas fritas son uno de los aperitivos más populares y deliciosos en todo el mundo. Tradicionalmente, se han cocinado sumergiéndolas en aceite caliente, pero hoy en día existe una alternativa más saludable: la freidora de aire. Una freidora de aire utiliza una cantidad mínima de aceite para lograr patatas fritas crujientes y sabrosas, y además esta es una de las recetas estrella de este tipo de aparatos, por su sencillez, su rapidez, porque siempre quedan bien y porque su resultado es de lo más parecido al de la fritura tradicional. Algo parecido a lo que sucede con las alitas de pollo o los aros de cebolla. Si estás empezando a trastear con tu freidora y quieres aprender cómo hacer patatas fritas en una freidora de aire, has llegado al lugar indicado. ¡Sigue leyendo para conocer todos los detalles!

Guía paso a paso para hacer patatas fritas en una freidora de aire

Las patatas fritas en una freidora sin aceite son un plato en apariencia muy sencillo, pero eso no significo que no tengamos que seguir ciertos pasos. Si te saltas alguna de estas etapas, es posible que el resultado no sea el que esperas.

Paso 1: Preparación de las patatas

El primer paso para hacer unas patatas fritas deliciosas en una freidora de aire es seleccionar las patatas adecuadas. Busca patatas de tamaño mediano, ni muy grandes ni muy pequeñas, y preferiblemente con una piel fina. En España las denominamos patata nueva, pero por supuesto puedes usar cualquier otra variedad que te guste.

Una vez que hayas seleccionado las patatas, lávalas y pélalas si lo prefieres. Si no son patatas nuevas, lo recomendable es pelarlas, pero esto ya va a tu gusto. Luego, córtalas en rodajas o en forma de bastones, asegurándote de que tengan un tamaño uniforme para que se cocinen de forma homogénea. Lo ideal es siempre entre medio centímetro y un centímetro de grosor.

Paso 2: Secar bien las patatas

Después de cortar las patatas es importante secarlas bien antes de cocinarlas. El exceso de humedad puede afectar a la textura de las patatas… si quieres que estén bien crujientes lo idea es secarlas utilizando papel absorbente o con un paño de cocina limpio.

Paso 3: Sazonar las patatas a tu gusto

El siguiente paso es sazonar las patats con tus condimentos favoritos. Este paso es opcional, pero cocinar las patatas sazonadas es una de las grandes ventajas que te da la freidora de aire (en una sartén no las puedes sazonar antes de freir, de modo que el sabor no queda igual).

Para sazonar tus patatas, puedes optar por la opción de clásica (sal y pimienta), o ser más creativo y añadir especias como ajo en polvo, pimentón o hierbas secas. Acuérdate de mezclar bien las patatas para asegurarte de que estén cubiertas de manera uniforme.

Paso 4: Preparación de la freidora de aire

Para hacer patatas fritas en una freidora de aire lo ideal es precalentar el aparato primero. Lo mejor es consultar las instrucciones de tu freidora para saber a qué temperatura debes precalentarla, pero como referencia general una temperatura de 200 ºC suele ser ideal para hacer patatas en una freidora sin aceite.

Paso 5: Cocinar las patatas a 200ºC y 15-20 minutos

Una vez que la freidora de aire esté precalentada, coloca las patatas bien secas en la cesta o cubeta de tu freidora, a ser posible en una sola capa y sin amontonarlas. Si quieres darle un pequeño extra de sabor, puedes rociarlas con un poco de aceite usando un pulverizador de aceite como estos:

Para hacer patatas fritas en una freidora de aire caliente, la programación recomendada es de unos 200ºC y 15-20 minutos, aunque esto va en función del tamaño y el grosor de las patatas que hayas cortado.

Recuerda abrir la freidora de aire de vez en cuando para agitar las patatas, removerlas un poco y verificar cuál es su punto óptimo de fritura-horneado.

Paso 6: Retirar, absorber la grasa y servir

Una vez que las patatas de tu freidora de aire estén listas y con el punto que más te gusta, retíralas de la freidora de aire y colócalas en un plato con papel absorbente para absorber cualquier exceso de grasa, aunque en estos casos no suele ser mucho. Espolvorea un poco más de sal o tus condimentos favoritos si lo deseas, y sírvelas bien calientes.

Ventajas de hacer patatas fritas en la freidora de aire

Una de las mayores ventajas de hacer patatas fritas en una freidora sin aceite es que son más saludables que las papas fritas tradicionales. Al utilizar muy poco aceite, reducirás significativamente la cantidad de grasa y de calorías en comparación con las patatas fritas sumergidas en aceite caliente.

Además, la freidora de aire ofrece una alternativa más segura al evitar el uso de grandes cantidades de aceite caliente, lo que reduce el riesgo de salpicaduras y quemaduras.

Desventajas de hacer patatas fritas en la freidora de aire

Solo encontramos dos desventajas más o menos claras a la hora de hacer patatas fritas en una freidora de aire:

  • A veces el sabor no es exactamente igual que el que consigue sumergiendo las patatas en aceite de oliva. No todos los usuarios aceptan igual de bien este detalle… ni todos los perciben igual, claro.
  • En función del tamaño de la freidora que tengas en casa, es posible que tengas que hacer 2 o incluso 3 tandas de patatas para que el resultado sea perfecto. Recuerda que amontonarlas o intentar apurar las cantidades no es nunca una buena idea cuando estás usando una freidora sin aceite.

Cómo hacer patatas gajo en la freidora sin aceite

Para hacer patatas gajo en una freidora de aire, el procedimiento es muy parecido al de las patatas fritas convencionales que acabamos de explicar. Tan solo debes tener en cuenta dos detalles: el grosor y tamaño de los gajos varía, y deberás usar siempre patata nueva (con piel muy fina) para poder dejarles la piel. La pie es algo totalmente característico de las patatas gajo en freidora:

  1. Lava y corta las patatas en gajos del tamaño que desees. Recuerda que no tendrás que pelarlas.
  2. Remoja los gajos de patata en agua fría durante unos minutos para eliminar el exceso de almidón.
  3. Escurre los gajos de patata y sécalos con una toalla de papel.
  4. Añade una cucharada de aceite de oliva a los gajos de patata, y mezcla bien para que estén cubiertos uniformemente.
  5. Coloca los gajos de patata en la cesta de la freidora de aire, y programa la freidora a 200°C durante 15-20 minutos. Misma configuración que para las patatas normales.
  6. Después de 10 minutos, remueve o agita los gajos de patata para que se cocinen de manera uniforme.
  7. Una vez que estén dorados y crujientes, retira los gajos de patata de la freidora de aire y agrega sal y especias al gusto.

Si pulsas en cualquier enlace de esta página y haces una compra, nosotros ganamos una comisión sin coste adicional para ti. Así financiamos nuestros desayunos. Última actualización de precios: 2024-02-22.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio