¿A qué temperatura se tuesta el pan?

Si necesitas saber a qué temperatura se tuesta el pan, la respuesta es muy directa:

  • El pan en el horno se tuesta entre 180ºC y 200ºC.
  • El pan en una tostadora se tuesta entre 600ºC y 650ºC.

Es llamativa la diferencia, ¿verdad? Por eso las tostadoras son más rápidas y dan un mejor resultado. A fin de cuentas, no dejan de ser aparatos específicos para la tarea de tostar pan. Las causas y las consecuencias de estas cifras, así como algunas explicaciones adicionales, vamos a ampliarlas en los siguientes apartados de este artículo.

La temperatura ideal para tostar pan depende en gran medida del aparato o método que utilicemos (aparte de otras cuestiones como el tipo de pan y el grosor de las piezas que cocinemos), así que para dar una respuesta válida vamos a fijarnos en los dos electrodomésticos más habituales para tostar pan: el tostador y el horno de cocina.

En otros electrodomésticos de cocina, como pueden ser las placas vitrocerámicas o las sandwicheras, las temperaturas que se alcanzan (y por tanto a las que podemos «tostar» el pan) son similares a las del horno, así que no haremos ninguna distinción con ellas. En una placa de inducción se pueden alcanzar temperaturas algo mayores, pero la diferencia no resulta significativa.

A qué temperatura se tuesta el pan

¿A qué temperatura se tuesta el pan en el horno?

Uno de los métodos más populares para tostar pan sin tostadora es utilizar el horno de cocina de toda la vida. Pero claro, es difícil saber a qué temperatura tostar el pan en el horno porque depende mucho del tipo de pan que usemos, si son rebanadas finas, o trozos más gruesos, si el horno está precalentado o no, etcétera.

Un horno no es como un tostador, donde metemos el pan y le damos a un botón y el trabajo se hace solo. No. Aquí tenemos que indicar nosotros la temperatura exacta, y si nos equivocamos entonces estropearemos el pan.

  • Si tostamos el pan en el horno con una temperatura excesiva, quedará quemado.
  • Si elegimos una temperatura demasiado baja, tendremos que dejarlo más tiempo de la cuenta para que se tueste, y entonces el pan quedará muy reseco por dentro (este problema es más fácil que suceda cuanto más gruesa sea la rebanada). Hay que tener muy claro que tostar no es calentar. Debes ser generoso con la temperatura para evitar que el pan te quede tostado pero duro o demasiado seco.

Por tanto, es muy importante tostar el pan en el horno con la temperatura idónea, ni por encima ni por debajo.

Como norma general, para un grosor normal de rebanada (alrededor de 15-20 mm), deberemos usar una temperatura de 200 ºC para tostar el pan en el horno. Y mantener el tueste durante 6-7 minutos como máximo.

Lo más importante a la hora de tostar pan en el horno es vigilar constantemente el estado del pan, para saber en qué momento darle la vuelta a las rebanadas.

Como decimos, si tuestas el pan en una cocina vitrocerámica eléctrica o en una sandwichera, la temperatura máxima que obtendrás será de unos 200 o 220 ºC, así que los tiempos y los resultados serán similares a los de un horno.

¿A qué temperatura se tuesta el pan en un tostador?

Un tostador convencional pueden alcanzar en poco tiempo los 600 – 650º C de temperatura en el caso de que utilice resistencias de nicromo (tipo cable). Hay que tener en cuenta que el punto de fusión del aluminio se encuentra en los 660ºC, de manera que los tostadores domésticos nunca superan esta temperatura. De hacerlo, el aluminio empleado en muchos componentes se fundiría.

Como ves, se trata de un temperatura mucho mayor de la que alcanza un horno. Esto provoca que el pan en el tostador se tueste más rápido y por tanto el resultado sea un poquito más esponjoso. Dicho de otro modo: es más fácil y más rápido usar un tostador que un horno para tostar el pan.

Además, con las tostadoras eliminamos el riesgo de que las rebanadas gordas queden demasiado resecas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.